El buen uso de los antibióticos en Cirugía Bucal y Odontología

Como se han ocupado de inculcarnos a todos los odontólogos durante nuestros años de formación, los antibióticos son fármacos que han salvado la vida a millones de personas desde que Alexander Fleming descubriera accidentalmente la penicilina el siglo pasado.

Por otra parte, nos han transmitido que el manejo de los antibióticos, al igual que el de otros fármacos -no dejan de ser drogas con efectos secundarios y contraindicaciones-, debe estar siempre ligado a estrictas normas de uso.

Pese a que estas ideas serían repetidas por cualquier profesional, con independencia de que lleve 5 o 50 años ejerciendo, lo cierto es que cada vez estamos encontrando una mayor resistencia a los antibióticos. El caso dramático de una paciente estadounidense que falleció en 2016, a causa de una infección provocada por una bacteria resistente a 26 antibióticos diferentes, es un muestra de ello.